viajar con mascotas
Categorías:

Viajar con mascotas

Si estás planeando unas vacaciones con tu mascota, es más fácil que nunca reservar un vuelo para los dos.

Dentro de ciertas pautas, se permite que los perros vuelen en la cabina, por lo que no tienes que reservarles un lugar en la bodega de carga.

De todos modos, aunque tu perro sea tranquilo, puede haber algunas cosas acerca de volar que lo hagan sentir incómodo, por eso os damos algunos consejos para ayudarle a viajar y que sea un buen viaje para ambos.

Acostumbra a tu perro al transportin

Todos los aviones que permiten perros en cabina requieren que sean llevados en transportin. Cada aerolínea tiene sus propias directrices, pero en general se tiene que cumplir con ciertas directrices de tamaño y material.

Para que tu perro esté listo para el viaje en avión tenemos que hacer que se acostumbre primero a estar en el transportin. La idea es usar el transportín para los paseos en coche antes del viaje en avión durante unas semanas, o practicar el llevar a su perro en él en casa por ejemplo para que lo haga suyo y así esté más tranquilo a la hora del viaje.

Equipaje para tu perro

Hay varias cosas que debes llevar en el avión como por ejemplo:

  • Un tazón plegable para que beba
  • Una copia de sus vacunas en tu equipaje de mano, así como un certificado de salud reciente
  • Cualquier medicamento que necesite (medicamentos contra las náuseas o ansiolíticos por ejemplo)
  • toallitas para cachorros para el baño
  • Bolsas para perros para accidentes
  • Golosinas o juguetes para mantener al perro ocupado
  • Una correa o arnés

Antes de volar

Es buena idea dar de comer al perro mucho antes de la hora de embarque, para que tenga tiempo de ir al baño después de comer.

Jugar con él antes antes de llegar al aeropuerto. Los aeropuertos pueden ser lugares muy estimulantes para los perros, y están llenos de nervios y estrés.

Si puedes hacer que se canse antes de que llegue al aeropuerto, para cuando subas al avión, estará listo para una siesta.

Una visita al veterinario antes de volar para asegurarnos de que todo está bien y pedir los medicamentos para evitar que sienta náuseas o ansiedad en el avión es buena idea. Asegúrate de obtener un informe firmado por el veterinario en esta visita.

El collar y la placa de identificación de tu perro debe haber sido actualizado del mismo modo que la base de datos de su microchip, si lo tiene.

Recortar las uñas del perro antes de volar también es buena idea para que no se hagan daño en el transportin.

Al reservar el vuelo

Si reservas el vuelo con anticipación, sabiendo que viajarás con su perro, hay varias cosas que puedes hacer para que el vuelo sea un poco más fácil para ambos:

Reserva a una hora no pico, por ejemplo muy temprano en la mañana. No habrá tanta gente en el avión, y la azafata no estará tan estresada, lo que hace que sea un poco más fácil para ti y su perro el viaje.

Reserva su vuelo tan pronto como puedas. Por lo general, las aerolíneas limitan el número de perros permitidos en un vuelo, por lo que tendrás que reservar lo antes posible para asegurarse de que tu perro es uno de los animales dentro del vuelo.

Ten en cuenta que si tu perro no es un perro guía puede quedarse en tierra.

Trata de reservar sólo vuelos directos. Por muy duras que sean las escalas son aún peores para los perros. Después de estar en un avión, un perro realmente necesita salir, estirarse, jugar, comer, rehidratarse y volver a sentirse “normal”.

Asegúrate de revisar la temperatura el día del viaje por si tu perro tiene que viajar en la bodega de carga. La mayoría de los aviones no controlan la temperatura en esta zona, por lo que puede ser muy caliente o muy fría dependiendo del clima.

Del mismo modo, si tu perro está en la cabina en el suelo, muchos aviones tienen aire acondicionado en el suelo que puede hacer que su perro se enfríe.

Asegúrate de leer todas las políticas para mascotas de la aerolínea con cuidado y siempre verifique los requisitos de la compañía antes de comprar el billete. De este modo podremos saber con antelación los sobrecostes o precios totales de los billetes sin sorpresas.

Esperamos que estos consejos os hayan servido de guía para vuestro próximo viaje.

Si sabéis de algún truco o consejo para volar con tu mascota ¡déjanoslo en los comentarios!