familias numerosas

Familias numerosas – trucos para viajar

Hoy vamos a hablar sobre cómo disfrutar los viajes para grandes familias. Si tienes que viajar con niños, estos pequeños trucos pueden ayudar a no perder los nervios y disfrutar del viaje ¿Estás preparado? ¡Despegamos!

Mantener la calma

Aeropuerto atestado de gente, colas, esperas, juguetes perdidos, cansancio, lloros,… Acompañarles y mantener la calma muestra a los niños que viajar merece la pena y les enseña a ser flexibles.

Prepararles compartiendo información sobre lo que se va a hacer cada día y compartir el itinerario así como planificar alguna parada importante para ellos es importante para que no pierdan el foco y poder recordárselo en momentos duros del viaje.

El equipaje

Lo bueno de viajar con niños es que podemos darles a todos tareas específicas. Los documentos importantes, los pasaportes y de las maletas de los niños pequeños es nuestra tarea, sobre todo para que no aparezcan juguetes en lugar del abrigo necesario para el frio del destino.

Esto es importante para implicarles desde el principio en el viaje y que se sientan parte importante en la planificación. Sentimiento de equipo.

Para olvidarte de las maletas y dedicarte por completo a tu familia en los aeropuertos y traslados en Bob.io nos hacemos cargo de tus maletas y las facturamos por ti desde el principio a final de tu viaje.

Llegar a tiempo al aeropuerto

Aunque supongas que puedes llegar a tiempo para tomar el avión, para facturar, para la reserva en el hotel, … recuerda que el mismo viaje con niños va a ser diferente, además que de camino se puede parar para ver más y hacer más.

No te vacune y vueles

Cualquier vacuna de rutina o específica para el viaje ha de hacerse por lo menos una semana antes de viajar.

De esta manera evitaremos fiebres, sarpullidos, diarrea y otros efectos secundarios menores que se convierten en grandes inconvenientes cuando estemos atrapados en un avión.

Preparación de documentos

Por lo general, los niños no necesitan identificación para los vuelos nacionales, pero no es raro que el personal de las aerolíneas pida ver algún tipo de identificación para los menores de dos años o adolescentes más jóvenes.

Para evitar problemas volar con copias de los certificados de nacimiento de sus hijos o con el libro de familia no es mala idea, del mismo modo que tampoco es hacerles el DNI y pasaporte si tenemos planificado un viaje al extranjero con tiempo.

Asiento de seguridad

Existen silletas de coche que se convierten en cochecitos de bebé. La seguridad es la razón número uno para llevar un asiento de seguridad ya que no se puede sostener a un bebé en brazos o en un portabebés durante una turbulencia o una emergencia, y lo segundo, porque las familias que no llevan un asiento específico en el avión pueden estar viajando sin las condiciones adecuadas desde y hacia el aeropuerto.

Escalas más largas

debemos tomar un enfoque más relajado en los itinerarios cuando volamos con niños. Si una escala es inevitable, podemos hacerla más larga, así tendremos  tiempo para llegar al próximo vuelo, y los niños tienen tiempo para correr y jugar. Además podemos disfrutar de una comida de verdad y que todos estemos más fuertes y con menos estrés acumulado.

Etiquétalos – Localízalos

Podemos utilizar los dispositivos Tile (Tile Mate) o similar para localizaar a nuestros hijos, en lugar de ponerlo sólo en nuestro equipaje de mano. Úsalos para tener localizado su mochila o directamente a ellos, así podremos saber donde están en todo momento.

Diviértete

Lleva caramelos y todas esas cosas que siempre intentas evitar para poder premiarlos. Las bolsas de los snacks para los más pequeños hacen doble función ya que sacarlo es parte de la diversión.

Bolsas de plástico

No cuentes con encontrar bolsas para mareos en el respaldo. Las bolsas de plástico nos servirán desde para deshacernos de los pañales sin olor, hasta asegurarnos de que nuestros asientos no parezcan el basurero después del viaje..

Olvídate de volar a la moda

Una bufanda grande sirve de manta para bebés o para los niños más grandes. Una camisa limpia además puede hacer maravillas para mejorar tu estado de ánimo, así que lleva ropa de repuesto para todos.

Los niños deben usar ropa cómoda… Incluso pijamas para vuelos cortos.

Las rutinas y el sueño

Intentar seguir las rutinas en los vuelos nocturnos puede parecer imposible, pero hay que intentar darle una oportunidad, podemos adaptarnos bien a los cambios horarios. Por otros lados las mini siestas pueden ser una manera genial de reponer energías y así llegar al final del día sin enfados ni rabietas.

 

Esperamos que estos pequeños trucos para viajar en avión con tu familia te sirvan y deseamos que tengas un feliz vuelo y unas muy buenas vacaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *